BODAS, COMUNIONES, BAUTIZOS…

En el Restaurante Rossinyol llevamos casi medio siglo celebrando bodas, comuniones, bautizos y otros eventos de carácter social y empresarial. La capacidad de nuestros salones permite un aislamiento total de cada evento, consiguiendo la privacidad que requieren nuestros clientes. Menús para todos los gustos y bolsillos es otro de los factores que tenemos en cuenta, por ello hacemos un gran esfuerzo por complacer todos los deseos de quiénes solicitan nuestros servicios.

NUESTRAS INSTALACIONES

El Rossinyol ofrece la posibilidad de celebrar sus eventos en tres salones distintos, dependiendo del número de invitados. También contamos con otro salón privado para comidas que necesitan cierta intimidad y para reuniones de negocios en los que el número de comensales no supere las 15 plazas con que cuenta.

El salón Aitana es el más grande y permite celebraciones de hasta 400 personas. Es ideal para celebraciones multitudinarias y tiene la cocina anexa al salón, con lo que el servicio es muy eficaz y no sufrirá espera alguna entre los distintos platos.

El salón Garbí esta en la planta inferior y tiene una capacidad para unos 200 comensales. Tiene también la cocina anexa, lo cual da mucha ligereza al servicio y tiene además acceso directo desde el parkin, por lo que aquellas personas que tengan dificultades para bajar escaleras podrán acceder al salón directamente desde el mismo.

El Mirador es un salón un poco más pequeño que tiene una capacidad para unas 50 personas, teniendo la posibilidad además de poner una veinte más en un saloncito independiente que esta al lado y albergar una veintena de comensales más.

En días soleados también se puede preparar su evento en nuestra terraza. Además se pueden oficializar enlaces civiles dentro de la misma

Si tiene alguna duda a la hora de escoger  el salón más adecuado, estaremos encantados de asesorarle.